Guay Un dormitorio con un somier monótono ambiguo y una lamparón colgante de ratán en la casa Nelleke